miércoles, 23 de mayo de 2018

San Marcos y San Lorente (Larraga)



Domingo, 20 de mayo de 2018


Hoy vamos a Larraga. 
Sergismundo es un enamorado de las Cañadas y me pasó el otro día una ruta por la cañada que va de Milagro a la Aezkoa. Subiremos a San Marcos y a San Lorente. Un recorrido circular que nos va a permitir descubrir la Zona Media profunda. 
El día viene bueno para andar. Anuncian tormentas para el mediodía pero, para entonces, estaremos celebrando Pentecostés con Los Doce, y que haga lo que quiera. 
Aparcamos el coche en una zona habilitada para los vehículos de los cazadores. Son las 08:30 horas. El cielo está despejado. El termómetro marca 12º. Vamos a tener buena mañana. 

Mayo entrado, un jardín en cada prado

Caminamos un tramo por la carretera y, en término de Lerín, nos adentramos en la Cañada. 
El terreno es pobre en vegetación. 




Las ontinas y el esparto son los dueños de los orillos. 
El suelo salitroso se deja ver entre las plantas. Ascendemos suavemente alejándonos de la carretera. 



Las mieses en pleno verdor tienen una paz infinita. 
Un barranco ancho discurre a nuestra dcha. 
Los mojones abundan en todo el trayecto. 



Abandonamos el camino ancho y continuamos por la cañada. 



Aunque el terreno es de hierba y no se adivina ni camino ni senda, a dcha. e izda. los hitos con la inscripción Cda nos dicen que seguimos por ella. 



Las vistas, mirando al N., son importantes. Alaiz, la Higa e Izaga se asoman por encima de los cerros. 
Antes de llegar al camino principal que hemos abandonado unos cientos de metros más abajo, llegamos al nacimiento del barranco. 



Nos detenemos un momento saboreando el origen humilde del barranco de ancho cauce que hemos llevado todo el camino a nuestra dcha. 
A  izda. un árbol solitario llama nuestra atención. 
Nos acercamos con curiosidad. 



Una solitaria encina, en mitad de este páramo, ha ido creciendo de forma inesperada. 
Por el camino ancho llegamos al Portillo de los Lobos. 
10:00 horas. Las tres mugas. 




Un monolito labrado en una gran piedra indica el punto donde convergen tres términos municipales. Lerín, Baigorri y Larraga.

12 de febrero de 1879. La Feria está en su apogeo. Un pastor de Larraga quiere comprar un caballo. Unos tipos con aspecto extranjero y bien vestidos lo lían. Como si nada, le dejan ver bolsas con mucho dinero. Lo invitan, la agasajan. De pronto el jefe de ellos dice que "quiere ir a una casa de putas". Le dicen "toma guárdame el dinero en esta bolsa". Y el pastor de acuerdo. "Mete tu dinero también en la bolsa", le dicen. Y el pastor, confiado, mete en la bolsa el calcetín con los 36 duros que traía para su caballo. Cierran la bolsa. Se la queda el pastor mientras los otros se van de putas. El pastor esperando. Y esperando. No regresan. Desconfía, abre la bolsa : ¡su calcetín no está! Tan sólo unas bolsas que contienen perdigones y una monedas de dos cuartos de perrochico. Presentó denuncia, pero los elegantes señores ya habían hecho la Feria y desaparecieron. (J.M. Esparza)(Historia de Tafalla - Tomo I)

A la dcha. del camino una estrecha senda asciende en fuerte pendiente. 
Conforme vamos ganando altura, el paisaje se amplia en el fondo de los valles. 



En el O. la Solana descansa en la falda de Montejurra. Las sierras de Lóquiz y de Andía forman dos baluartes a su dcha. 
La pendiente exige subir despacio. 
10:25 horas. San Marcos. (525 m de altura)




El solitario vértice geodésico domina a N. y S. todo el entorno. 



Las vistas desde aquí son espectaculares. Aprovechamos para echar un bocado. La mañana está buena para andar. Empieza a hacer calor. 
Para poder llegar a San Lorente, hay que subir y bajar un par de veces dos pendientes pronunciadas. 
Sergio las ha denominado como 2ª cota y 3ª cota. Nos lo tomamos con calma.
Bajamos y subimos. Orillamos un sembrado y cruzamos un barranco hasta que salimos a un camino amplio de donde arranca la senda.  



La primavera por fin ha llegado. 




Un cartel en la orilla del camino nos arranca una sonrisa. 
El tramo es más corto que en San Marcos. 
También es escarpado y lo conocen por El Monte. 
12:40 horas. San Lorente. (490 m de altura)



Un pequeño cahir nos indica que hemos llegado. 



Damos una pequeña vuelta alrededor y contemplamos el paisaje. 
A Juanjo, como en los viejos tiempos, le sale la vena bersolari y se inventa unos ripios:

San Lorente, penitente 
y con Montejurra al frente. 
Por los campos de Larraga
pasea muy poca gente. 
Solamente de Tafalla,
¡somos gente diligente!

Por senda clara descendemos para finalizar el paseo. Aún tenemos una buena caminata hasta el coche. 



11:25 horas. A los lados del sendero una gran cantidad de escaramujos en flor ocupan todo el terreno. Cientos y cientos de flores rosáceas resaltan en el verdor de las laderas. 
Salimos al camino principal. Estamos en el Estrecho de Mendía. 



Una hilera de árboles, que no conseguimos saber qué son, nos acompañan como unos estáticos espectadores. 
Nos entran las prisas y apretamos el paso. 
12:05 horas. Pasamos junto al Corral de Tomás.



Está medio en ruinas y no parece que tenga actividad. 
Llegamos al coche y volvemos para casa. 
Bonita excursión. La volveremos a hacer cualquier día.


En este enlace se puede ver el recorrido de Sergismundo, que es el que hemos seguido nosotros hoy